sábado, 1 de septiembre de 2012

Raw Danger!


Distribuido por: Agetec
Desarrollado por: Irem Software Engineering
Género: Aventura, Plataformas, Tercera Persona
Fecha de Lanzamiento: 18 de Mayo de 2007

Llueve sobre mojado
Raw Danger es el segundo juego de la saga Disaster Report (Zettai Zetsumei Toshi), basada en la supervivencia ante desastres naturales. Si el primero se centraba en los terremotos, en Raw Danger debemos sobrevivir a una gran inundación. Esta vez encarnaremos 5 personajes, (6 si tomamos una decisión concreta en un momento dado), cuyas trayectorias se cruzan en algún momento, durante los 3 días en los que transcurren los hechos (24, 25 y 26 de diciembre). En algunos aspectos Raw Danger intenta ser una mejora de su antecesor pero, por desgracia, no todas las novedades funcionan igual de bien.

En SOS: The Final Escape teníamos dos indicadores: el de vida y el de sed. En Raw Danger también hay dos indicadores: uno de humedad y otro de temperatura. En realidad no hay ningún indicador de vida aunque podemos morir igualmente. El indicador de humedad influye en el de temperatura en el siguiente sentido. Si estamos secos, aunque nuestra temperatura puede bajar, lo hará solamente si estamos en el exterior, y solamente bajará hasta cierto punto. Si estamos mojados, nuestra temperatura tenderá a bajar automáticamente, y lo hará de forma más rápida si estamos en el exterior, (sobre todo si nieva). Si nuestra temperatura baja mucho, moriremos. Por eso es fundamental calentarnos en las estufas, calentadores, chapas de cocinas, hogueras, etc…  que hacen de puntos de guardado.

También podemos cocinar y comer para aumentar nuestra temperatura, o usar objetos específicos para ello (como la almohadilla de calor). También podemos cambiarnos de ropa, ya que nos encontraremos multitud de ella, para permanecer más abrigados. En realidad, no hay ningún objeto que elimine la humedad, pero algunos (como el paraguas o los impermeables) si que evitan que aparezcan gotas en este indicador.

En la teoría, todo esto suena muy bien. En la práctica no deja de ser algo muy secundario. Algo parecido ocurría con la sed en SOS: The Final Escape. Hay tantos puntos de guardado a lo largo de los escenarios que resulta casi imposible morir de sed. En Raw Danger ocurre lo mismo. Hay tantos puntos de guardado que es realmente muy difícil morir por congelamiento. Puede que en algún momento te ocurra, pero más por despiste que por otra cosa. Es mucho más probable morir por una acción puntual de peligro, como un derrumbe, una explosión, una inundación repentina o una caída al vacío.

Por otra parte, hay demasiados objetos, tantos que muchas veces no podrás llevártelos todos, a pesar de tener la mochila más grande, o de usarlos con frecuencia. Entiendo que la idea del juego es que intentes coleccionar el mayor nº posible de objetos. Lo que ocurre es que no hay ningún indicador de los objetos recogidos sobre el total. En realidad, sí que lo hay pero fuera de la partida (en el menú principal). Esto, unido a que algunos objetos suelen estar en espacios muy alejados donde no merece la pena hacer el esfuerzo de llegar, hace que sea muy pesado coger todos los objetos posibles, (incluidas las brújulas, de las cuales sí que hay un indicador "recogidas/totales"). El hecho de que haya tantos elementos que puedan mejorar tu temperatura, hace el juego aún más fácil. También podremos unir algunos para crear un objeto nuevo. Esto ya  se podía hacer en su antecesor y su utilidad, igual que en el primero, era casi testimonial. Tan sólo unas pocas veces lo necesitaremos de verdad.

En cuanto a la ropa y accesorios que podemos encontrar, a diferencia del primero, donde Keith era el único que podía llevarlos, excepto el paraguas, (que se lo podía dar a Karem o Kelly), aquí podremos dárselo a nuestro acompañante. Como suele ocurrir en este tipo de juegos japoneses, hay toda variedad de vestidos y complementos, llegando a poder vestir ambos personajes (el que controlemos y su acompañante) de una forma estrambótica. De todas formas, como casi todo lo relacionado a los objetos que no son clave en la trama principal, es algo totalmente secundario y a lo cual no haremos mucho caso.

En SOS: The Final Escape solo controlábamos un personaje: Keith Helm. Lo único que variaba a lo largo de nuestra aventura era nuestra acompañante, Karem o Kelly, dependiendo de una decisión tomada en el juego. Esto y otras acciones, como abandonar la isla antes de tiempo o no, marcaban el final que obteníamos. En Raw Danger se ha querido ampliar las posibilidades para obtener varios desarrollos de la historia y distintos finales, de cara a la rejugabilidad. Así, en vez de jugar con un solo personaje, jugaremos con hasta 6 personajes distintos: el camarero Joshua, la fugitiva Amber, el taxista Isaac, la alumna Paige, el científico Ivan, y Keith, el protagonista de SOS: The Final Escape.
Keith Helm (foto hecha con mi móvil :P)

El juego consta de 6 partes, una para cada uno de los 6 personajes, aunque en realidad la última fase la jugaremos con Joshua o con Keith, dependiendo de una decisión tomada en la primera fase con Joshua. Esta última fase en  esencia es prácticamente lo mismo salvo alguna pequeña diferencia en cuanto a las habilidades personales de cada uno, pero incluso el escenario es el mismo. Cada fase tiene un final con un epílogo para ese personaje de esa fase. Hay varios finales dependiendo de lo que hayamos hecho y de las decisiones que hayamos tomado durante la  fase.

Y aquí es donde viene uno de los problemas de Raw Danger. No hay una manera concreta de saber cómo se obtiene un final u otro. Por ejemplo, en la fase de Ivan es muy claro, pero en otras, como la de Paige, incluso haciendo cosas que prevés que van a modificar la trama, no la cambian apenas y acaba con el mismo final. Afortunadamente, es muy fácil conseguir el final bueno. Además, muchas veces, sobre todo al hablar con los personajes, aparecen multitud de opciones para responder, y al final da igual qué opción escojas porque todo se va a desarrollar de igual manera.

Lo único divertido de la variedad de respuestas qué puedes dar es que algunas de ellas son claramente puestas de broma, y al escogerlas puede producir algunos diálogos surrealistas. La fase de Amber al final, por ejemplo, cuando es cogida como rehén amenazada por un cuchillo, aparte de las opciones lógicas como "dar un codazo", "dar un pisotón" o "gritar", también hay otras como "lamer el cuchillo" o "decir a tu raptor que lo quieres". En este sentido, si os habéis pasado el juego (para evitar spoilers), os recomiendo mirar, en el canal de SilentPhil2, los videos de Let's Play Raw Danger http://www.youtube.com/user/SilentPhil2/videos?query=let%27s+play+Raw Por ejemplo, una situación que, de lo absurda que es, hasta hace gracia es la de Paige intentando sacar a Kelly (que está atrapada debajo de un piano) untándola de aceite http://www.youtube.com/watch?v=Ae6FNV1XTbU Aunque SOS: The Final Escape tenía alguna situación similar, nunca llegaba a este extremo.

Hay unos cuantos guiños referentes al primer juego de la saga en este Raw Danger. Resulta agradable volver a ver a Keith Helm y a Kelly Austin. Han pasado cinco años y se les nota más mayores a los dos. También vuelve a aparecer la señora avariciosa que robaba joyerías en medido del terremoto. En esta ocasión aprovecha para hacer lo mismo en medio de la inundación. Lo que es sorprendente es que logre sobrevivir. En función de las respuestas que escojamos en los diálogos con ella, nos podrá dar alguna joya. No es fundamental para la partida sino con el fin de obtener más objetos.
Kelly Austin (foto hecha con mi móvil :P)

En cuanto a la trama, al margen de la inundación en sí, existe una trama paralela referente a una investigación y un virus que se quiere propagar. Personalmente, me gustó más la de SOS: The Final Escape porque estaba directamente relacionada con la causa del terremoto. En esta, parece que no tiene nada que ver. La historia de cada personaje está relacionada más o menos con la de alguno de los restantes personaje. En algunos casos, la relación es tan leve que solo consiste en que se hayan llegado a cruzar alguna vez en el escenario. Aún así se agradece. Lo que más me ha gustado en este sentido es que algunas acciones que realicemos con determinados personajes tendrán su importancia en algunas fases que juguemos después con otros personajes. Esto le añade más rejugabilidad. Aparte de eso, hay varios modos de dificultad (fácil, medio y difícil). El modo difícil, se desbloquea cuando terminamos el juego, y el modo libre (poder jugar cualquier fase) también.

Raw Danger es más largo que SOS: The Final Escape. La primera partida, dependiendo de lo que exploremos puede durar de 10 a 12 horas. La fase inicial con Joshua es la parte más larga del juego con diferencia, supongo que es porque es el personaje principal (en teoría). Con el resto de los personajes las fases son más cortas, entre 1 y 2 horas, siendo la última bastante más corta. Esta última fase parece difícil porque hay que moverse con bastante rapidez, pero no se vuelve frustrante. Puede llegar a ser un poco repetitiva, no obstante, porque en la torre hay algunas estancias que son prácticamente iguales. Y el final del todo requiere constancia, y el uso de la nueva habilidad que se ha incluido en Raw Danger, que es la de agarrarse a un sitio, (que se hace con el mismo botón que el de agacharse, el R1).

Igual que en SOS: The Final Escape, en Raw Danger existen fases con más acción donde Irem hace gala de su buen hacer en juegos de acción (no hay más que ver su currículum en matamarcianos). Me refiero a las fases en situaciones límite, en las que debemos huir con rapidez de la inundación, o movernos rápido frente a un derrumbe o frente a una tromba de agua. Hay algunas, como la huida en la moto de agua, o con el taxi, o toda la fase final del juego, que realmente están muy conseguidas, y hace que el juego merezca la pena. La primera parte de esta fase final, me recordó a la última parte de SOS: The Final Escape, cuando se acerca el tsunami y tenemos que subir a toda velocidad un rascacielos para evitar morir ahogados, mientras el edificio se inunda. Estoy seguro de que también era un guiño.

El problema de estas fases es que hay veces que no podemos ver bien por dónde ir. No es que pase habitualmente pero cuando ocurre es un poco frustrante. No es sólo por el hecho de morir y tener que repetirla. Es que a veces empezamos bastante más atrás, no justo antes de empezar la fase, llegando incluso a empezar en el último punto donde guardamos, (que para eso, te compensa más cargar la partida grabada para que no te cuente la muerte en el resultado final).  Pero lo peor de todo es cuando hay escenas no jugables desde el punto en que empiezas hasta la fase en la que moriste. No sé por qué razón no te las deja saltar, algo que sí permite con otras (con el botón select), y te las tienes que tragar cada vez que te mueres y tienes que volver a empezar. Ya digo que no es habitual pero me pasó bastantes veces en la fase en la que te tienes que infiltrar con Amber, ocultándote con los coches. No veía por donde tenía que seguir y casi siempre me pillaba el policía. Empezaba siempre desde el inicio de la fase, teniendo que repetir todo, con escena no jugable incluida. Otro detalle negativo es que en algunas fases de acción se abusa del ensayo y error. No obstante, ocurre también de forma muy puntual.

En cuanto al sonido, le ocurre lo mismo que a su antecesor. Las voces en inglés son bastante normalitas. Igual que SOS: The Final Escape, Raw Danger está íntegramente en inglés. Aún así es un inglés muy sencillito y se entiende perfectamente. Igual que en su predecesor, existe un parche de traducción hecho por Atchuss, que se puede aplicar en la ISO original. Hay algún error en la visualización de los textos, pero ocurre sólo con unos pocos. De todas formas, Atchus ha hecho un gran trabajo. Existen algunos textos traducidos en algunos escenarios, por ejemplo en las vallas donde pone claramente en castellano "seguridad".

La música está bastante bien. La melodía que suena en las fases de acción en situaciones límites es pegadiza y acorde con lo que estamos jugando. Pero, sin duda, la mejor canción es la de la caja de música que David regaló a su hermana Amber. Es la misma música que suena en la selección de fase cuando terminamos una fase con un personaje. Luego existen variaciones de esta misma melodía, con más instrumentos  y con otros arreglos, que también son agradables de escuchar.

El control tiene alguna mejora, aunque sigue siendo mejorable. Afortunadamente ya podremos mover la cámara con el stick derecho, pero de una forma un poco engorrosa. Se corre con la X y se investiga con el O. Para poder mover la cámara mientras corría tenía que poner los dedos de una forma rara, pulsando la X con el índice y moviendo el stick derecho con el pulgar. Uno se acaba acostumbrando. El resto de los botones es igual que en SOS: The Final Escape, con el añadido de que el R1 sirve para agacharse y también para agarrarse a una parte del escenario (siempre y cuando se pueda). El inventario incluye alguna novedad como el apartado de Relaciones (entre los personajes), y Habilidad (por ejemplo, Amber pude robar, e Iván puede intentar reconstruir su memoria). Estas novedades están bien y aportan más al juego que el poder recolectar objetos e intentar unirlos. Otro añadido importante es el del tutorial que consiste en una serie de pruebas para que te adaptes a los controles y a la mecánica del juego.

El apartado gráfico lo he dejado para el final porque vuelve a ser de lo peor. Al menos no se producen ralentizaciones, o son mucho menos notables que las que ocurrían en el primer juego de la saga. Raw Danger es más oscuro que SOS: The Final Escape, supongo que por el mal tiempo. En Raw Danger, los escenarios al aire libre son bastante extensos, pero tengo la sensación de que muchos menos que en SOS: The Final Escape. Quizás por eso tenga menos ralentizaciones. El modelado de los personajes y su sanimaciones vuelven a estar más cerca de la primera Playstation que de PS2. Hay estancias poco detalladas en escenarios interiores, pero he notado que hay más detalle en los escenarios exteriores. También en estos últimos suele haber agua en movimiento, por lo que puede ser que estén más trabajados que en su antecesor. En cualquier caso, los gráficos siguen la línea cutre de la saga. Incluso han repetido lo del color del pelo. En la versión japonesa, hay personajes que tienen el pelo marrón oscuro (por ejemplo, Joshua y Stephanie), mientras que en el resto de las versiones son rubios.

Sin querer decir que Raw Danger sea peor que SOS: The Final Escape, me gustó más este último porque, en mi opinión, recreaba mejor el terremoto que Raw Danger la inundación. Además, a pesar de que nunca fueron el colmo de la complejidad personificada sino que eran más bien planos, me gustaban más o me parecían más carismáticos los personajes de SOS: The Final Escape que los de Raw Danger. En Raw Danger los personajes parecen más genéricos, quizás también se deba a que sus modelados (principalmente el de sus caras) son también genéricos. Quizás, al haber menos personajes en SOS: The Final Escape, también hace que empatices más con ellos. O quizás sea tan solo una manía mía, jeje.

En resumen, Raw Danger merece la pena por ser una buena opción para jugar a un tipo de juego diferente. Obviamente, pierde la novedad que tenía su antecesor pero se nota un claro intento de mejorar el tipo de juego. Es más largo, más rejugable, con más personajes y con más modos de juego. Si te gustó SOS: The Final Escape y le supiste perdonar sus fallos, entonces Raw Danger te gustará seguro. Por mi parte, esperaré la localización de Disaster Report 3 para PSP y la salida de Disaster Report 4 para PS3, cuando Irem lo considere oportuno. Para mí, esta saga, a pesar de sus fallos, seguirá siendo una de mis favoritas.

Nota: 7,5

9 comentarios:

  1. Mola encontrar una reseña de este juego, que a priori es muy desconocido por estos lares ^^

    Yo no he jugado ningún Disaster Report, pero lo tengo en la lista de pendientes. Tengo mucha curiosidad por probarlos :D

    Me ha parecido curioso lo del cambio de color de pelo, me pregunto qué necesidad había (U^_^)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del pelo supongo que es porque no hay japoneses rubios, o al menos rubios naturales. Supongo que pensarán, por lógica inversa, que todos los occidentales somos rubios o algo así, jeje. De todas formas, a los personajes, en general, les queda mejor el pelo oscuro.

      El juego es recomendable, especialmente si le perdonas el apartado técnico, que ciertamente es flojo. A mi me entretuvo bastante :)

      Eliminar
  2. Muy interesante el analisis, no conocia absolutamente nada del juego y la verdad es que me ha sorprendido gratamente.

    Un saludo y sigue asi, crack ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Los cracks sois vosotros, los que me leéis y escribís, jejeje. El juego merece la pena porque es algo distinto y llega a ser entretenido.

      Saludos

      Eliminar
  3. Joder, vaya lol los vídeos como el del aceite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, pues sí. Tiene unas bizarradas que te partes de risa.

      Eliminar
  4. El SOS me ha encantado (Lo descubrí por tu blog)
    Y hace un tiempo bajé este por torrent y me lo puse a jugar... y también me ha fascinado!!!

    No lo terminé aún (ando bastante pausado con lso videojuegos)
    Pero realmente me parece casi tan bueno como el primero.

    Realmente tiene cosas muy bizarras (Yo había hecho lo del aceite y lo de lamer el cuchillo JAJAJAJA, supongo que debo tener una mente muy perversa)

    Es un juego con fallos... pero como su primera parte, los compensa con una originalidad inusitada! :)

    ResponderEliminar
  5. este juego lo tengo pendiente hace años.. yo me habia bajado una version con parche en español.. algun dia lo pasare

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De casualidad todavía tenés la versión en español?

      Eliminar